Mi vida en entradas

#1 Qué ganas tenía de hacer esto…

¡No te imaginas la ilusión que me hace haber creado este blog!

Llevaba tiempo buscando crear algo personal que tuviera que ver con el emprendimiento, algo que sirviera de apoyo para ayudar a jóvenes que han emprendido o que desean hacerlo ya que es la situación en la que estoy ahora y por tanto la experiencia que estoy viviendo.

Cuando decidí emprender me hubiera encantado encontrar algo como este blog que acabo de crear, quizás soy la única que piensa así, quizás no me lee nadie pero no me importa, te aseguro que esto lo hago 100% porque me apetece y me encanta compartir experiencias, porque ver las experiencias de otros es algo que a mí me ha ayudado mucho y, si al menos puede ayudarle a 1 sola persona… ¡Genial!

Al igual que antes de lanzarme a emprender, he dado mil vueltas hasta sacar a la luz este “proyecto”. Cuando me preguntan que hizo que me lanzara a la piscina y montar mi negocio la verdad que nunca sé exactamente que fué, recuerdo que se dieron un cúmulo de oportunidades pero el momento exacto no se me viene a la mente.

Me da rabia ya que me encantaría acordarme de ese momento en el que literalmente el chip me cambió, pero mientras sigo dándole vueltas quiero que quede inmortalizado el momento en el que decido crear este blog.

El pasado Jueves escuchaba un podcast de 2014 en el que Victor Martin (Te recomiendo al 100% sus podcasts) entrevistaba a Déborah Marín de oyedeb.com. Ella cuenta una historia que la verdad me recordó mucho a la mía: tenía un puesto fijo de trabajo el cuál se encontraba dentro del sector para el que ella había estudiado, pero viendo que para nada había conseguido esa felicidad que tanto le prometían decidió dejarlo y montar su propio negocio.

Llegó a tener 3 empresas a la vez y le iba muy bien. Ella cuenta que estaba contenta y le gustaba lo que hacía, pero que algo que le apetecía muchísimo era hablar abiertamente sobre su experiencia cuando empezó a emprender y cómo fue su camino, es por ello que decidió abrirse un blog y hacerlo, sin más.

Al escuchar esto, poco a poco empecé a pensar e este proyecto el cuál llevaba un tiempo dándole vueltas pero no me decidía a empezar.

Lo que me hizo tomar acción fue escuchar a Déborah diciendo que el momento del día en el que escribía en el blog era el más esperado para ella, cuando otros quieren dar un paseo, hacer deporte, ver la tele ella quería publicar sus experiencias en el blog porque ese era su momento de relax.

En ese instante no me lo pensé dos veces, si tenía tantas ganas ¿Porque debía darle tantas vueltas? compré el dominio, amplié mi hosting y… voila! ya tenía mi ansiado blog personal.

¿Por qué compartir experiencias?

Te voy a empezar revelando una cosa sobre mi y es que soy fanática de youtube, pero no de cualquier video, sino de los vlogs diarios. Sí, has leído bien, vlogs diarios, esos vídeos donde literalemente ves el día a día de la gente.

Puede parecer una tontería, pero ver el diario de una persona que está en mi situación o que está yo quiero estar en el futuro no sólo me motiva sino que me ayuda muchísimo porque al ver tantos sus éxitos como sus fracasos (de los quieran contarlo, claro está) no me siento sola y muchas veces me siento identificada.

No se tú, pero cuando decidí emprender me encontraba bastante sola. No lo digo en sentido literal, sino que mentalmente te sientes así. Te has lanzado y tienes mil ganas de empezar a moldear tu proyecto, pero es como que nadie está contigo. No tienes a nadie cercano pasando por tu misma situación y que pueda entenderte. Esa al menos era mi situación y creo que la de muchas más gente.

Para colmo habrá personas que te digan que dejes soñar y que pongas los pies en la tierra, que trabajar en lo que a uno le gusta es difícil y mejor aguantarse y conformarse con lo que hay.

Tu aún así tienes claro que vas a seguir adelante con el que es tu sueño, pero no tener a nadie que te entienda es muy muy complicado.

Pero lo mas complicado es tener al lado a personas honestas. Con esto claramente me refiero a personas con las que verdaderamente puedas aprender y no te mientan ni distorsionen tu realidad.

Aún NO vivo de mi emprendimiento.

Yo te voy a ser 100% sincera: Aún no vivo de mi emprendimiento, los ingresos que tengo aún no cubren la totalidad de mis gastos. Es así, y como yo hay muchísima gente. Créeme que hay personas haciendo ver por sus redes sociales que están a tope de clientes y desbordadas con tanto trabajo cuando realmente no es así.

¿Cuál es el problema? Que te sientes fatal, porque te encantaría saber que han hecho ellos para estar tan a tope y hacer que su proyecto funcione en tan poco tiempo. Te voy a dar un consejo por varias experiencias que he tenido y es cuanto mas debordados digan que están, menos ingresos tienen. Es una regla que funcionan en el 99% de los casos.

La honestidad es fundamental en el emprendimiento si realmente quieres aprender y avanzar, y yo te aseguro que en este blog te voy a ofrecer honestidad pura y dura.

¿Qué te ofrezco en este blog?

Aquí no habrá newsletters, ni ebooks, ni nada de eso.

Te voy a ofrecer mi experiencia personal al 100% con mi emprendimiento. No te voy a prometer nada, simplemente voy a compartir contigo los conocimientos, éxitos, fracasos y conclusiones de cada día, que siento, que no siento, si estoy cumpliendo mis objetivos o no y experiencias pasadas con mi desastrosa vida universitaria o momentos pre-emprendimiento.

El único reto que me he propuesto a mi misma es escribir una entrada cada día durante (al menos) 1 año, larga, corta… etc. Me da igual, simplemente quiero escribir cada día lo que me apetezca pero siempre con el tema base del emprendimiento juvenil. Ésta es la única obligación que me he impuesto porque si te gusta lo que te voy a ofrecer en este blog quiero que puedas encontrar algo nuevo e inspirador cada día y no tengas que esperar más. Es lo que a mi me gustaría.

Así que aquí acaba este primer post, me encantaría escribir más pero no quiero saturarte si has leído hasta aquí.

Mi idea es que los post estén mas condensados en una misma temática diaria, hoy he hablado un poco de todo pero por ser el primer día es una excepción.

Te espero mañana y estoy deseando de ver como vamos evolucionando día a día y saber que nos deparará durante este año que vamos a pasar juntos.

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

 

 

6 Comentarios

  • Gabriela Figueroa

    Ana! me encantó leerte, definitivamente me verás seguido por aquí.

    He leído muchos casos de éxito, todos te cuentan cómo llegar pero nadie te dice cuánto lo pasaron mal (a menos que sea para venderte algo y ese algo sea la solución a lo mal que la pasaron) y llevo 2 años tirando de este carro que no me lleva a nada. Así que me pensaba seriamente que algo estaba haciendo muy muy mal porque otros aparecían recientemente y ya llenaban sus consultas y asesorías.

    Me sentía / siento, tan fracasada al ver que nadie pasaba por lo que yo, solo reforzaba mi idea de que esto no era lo mío o que era tan estúpida como para no conseguirlo cuando todos los demás lo hacían. Leerte ha sido como un subidón, saber que no estoy perdida, que no soy la única que aún no logra vivir de su emprendimiento! Gracias por decirlo Ana! Gracias 😀

    • Emprender Joven by: Ana Canela

      Hola grabiela!! En primer lugar muchísimas gracia por leerme! Te lo agradezco muchísimo.

      Y tranquila porque no estas sola, hay muchísima gente como tu y como yo que todavía no logra vivir de su proyecto y es normal porque normalmente lleva tiempo, pero la mayoría son incapaces de decirlo y prefieren mentir. Yo pienso que siendo honesta es la mejor forma que tengo de ayudarte.

      Espero verte en los próximos post y mil gracias otra vez!!!

  • Marina

    Ana, aunque ya te lo dije en Instagram, enhorabuena por este nuevo proyecto. La verdad es que aunque yo vaya una década por delante, o por detrás, según como se mire, me encanta ver como gente algo más joven se está lanzando. Esto si que muestra el cambio de paradigma laboral y cuando muchos lo hacemos será porque algo pasa y tiene sentido 😉
    Por otro lado, te agradezco tus reflexiones porque independientemente de la edad, muchas penas son comunes.
    Mucho ánimo, estoy segura que los 365 post mereceran la pena y nos encantaran.
    Un abrazo!

    • Emprender Joven by: Ana Canela

      Muchísimas gracias Marina!! Y yo también creo que pueden servir muchos independientemente de la edad, aunque los cuento en base a mi experiencia y condiciones actuales.

      Espero que te guste muchísimo y quieras seguir acompañándome durante todo este próximo año que nos queda por delante 😊😊😊 un beso!!!!

  • Belén

    Hola!!!
    Acabo de leer el primer post y me siento muy identificada contigo, yo ya no estoy en la categoría de “joven” jejeje con 39 años ya….pero sí que estoy pensando en emprender y ahí voy dándole vueltas, también quería escribir un blog, pero nunca he sabido condensar lo que quiero exponer…u tampoco sé si a alguien le interesará…así que mientras voy barajando todas las opciones y me voy formando… te leeré que creo que me transmitiras inspiración… Gracias por el buen trabajo qué haces!!!!

    • Emprender Joven by: Ana Canela

      Gracias a ti por leerme!!
      Yo este blog lo he creado por puro placer y porque me encanta escribir y compartir experiencias sin pensar en nada mas, te animo a que si quieres crear un blog lo hagas y no lo pienses dos veces 😊😊 te vas a sentir genial ya lo verás!

      Un beso!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *