El camino emprendedor,  El foco,  Productividad

#14 Nadie te va a dar un premio por trabajar 20 horas.

Vale, hoy si que sí que tengo super poco tiempo. Acabo de llegar de una sesión de fotos para halloween (próximamente lo veréis en mi Instagram) y no sabía que se demoraría tanto.

Hoy simplemente quería hablar sobre algo que llevo dándole vueltas todo el día, resulta que esta mañana me he puesto el último podcast de Charuca que, por cierto, los escucho a través de iVoox y se llama “Jefa de tu vida”. Trataba sobre la importancia de enfocarte y trabajar para ese enfoque, sin perderlo de vista.

De pronto en un momento del podcast ha dicho la frase “Nadie te va a dar un premio por trabajar 20 horas”, me ha encantado.

“Y a mi qué”

Como ya he hablado en varias ocasiones la cuestión no es trabajar, trabajar y trabajar, la cuestión es trabajar con sentido, con un foco. Si te reúnes con tus amigos una tarde y les dices “Dios hoy he estado 12 horas sin parar de trabajar” no se tus amigos, pero yo pensaría:

“Y a mi qué”

A los demás no les importa si hemos acumulado miles de horas trabajando en nuestro proyecto, no hay un tope de horas en el que cuando llegas de pronto alcanzas el éxito ¿Te imaginas? “En cuanto llegue a las 1000 horas trabajadas tendré muchos clientes y éxito, cuando lleve 20.000 tendré mi yate y una mansión”… Vamos, absurdo a mas no poder.

Lo importante es mantener el foco, saber hacia donde vamos y no ponernos a realizar tareas que no nos están llevando hacia nuestro objetivo, aunque creamos que si.

Por ejemplo, una cosa que a mi me costó mucho entender es que el email es la primera tarea que tienes que delegar porque para nada te lleva hacia tus metas. Yo no daba crédito pero tenía que creerlo porque se lo escuchaba a todos los emprendedores de éxito y si ellos lo decían es que tenía que ser cierto.

¿Delegar el email? 🙄 What?

Definitivamente y cuando me paré a analizarlo me di cuenta de que era cierto. ¿Cuanto tiempo perdemos con el email? Contestando a seguidores, a posibles clientes, colaboraciones, etc. El tiempo que empleamos con el email no nos lleva a ningún sitio a no ser que sea para enviar presupuestos porque, si te paras a pensar, nadie te va a contratar porque respondes muy rápido o muy bien al email. El email por supuesto es una tarea super necesaria, pero debemos delegarla en cuanto podamos. Yo evidentemente aún no puedo, pero ya me ha quedado claro que es lo primero que debo hacer en cuanto me lo pueda permitir.

A lo que iba, que me voy por las ramas, mantén tu foco, no te pongas a trabajar a loco porque por estar mil horas mirando el mail o haciendo otras cosas que no son importantes no te van a empezar a llegar clientes o vas a empezar a ser reconocido, o de pronto tu negocio va a ir bien.

He leído en varias ocasiones que las personas de éxito lo son porque saben perfectamente cuál es su foco y cuáles son esas actividades que les llevará hasta el mismo, eso significa que también saben decir que no, pero sobre eso seguramente hablemos mañana porque es un tema que tiene bastante “chicha“…

¿Recuerdas un post que escribí hace unos días sobre este tema del foco? Se llama “Esto a la larga se hace insostenible”, te hablo de un momento que viví hace relativamente poco y en el que sin darme cuenta estaba perdiendo el foco. Estaba metiéndome en proyectos sin parar, uno detrás de otro, y me estaba desviando del camino que me llevaba a mi meta, la que yo quiero conseguir. Te recomiendo que lo leas porque además te cuento como lo descubrí.

Siento que este post haya sido demasiado corto pero hoy tengo muy poco tiempo. Espero que esta semana haya sido muy muy buena para ti y para tu emprendimiento, te animo que si aún no te has lanzado lo hagas esta semana que entra. Tienes un camino por descubrir y no te preocupes, porque yo voy a estar aquí contigo para acompañarte.

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *