El camino emprendedor

#23 Miedo al cambio y pivotar.

¿Cómo estas? Espero que hoy haya sido un dia muy bueno para ti y sino es así no te preocupes que aún tenemos toda la semana por delante.

Ahora mismo me siento muy motivada siendo ya esta hora de la tarde, pero creo que entre el café que me he tomado después de comer (procuro tomar café solo por la mañana), un proyecto que al fin hoy he acabado y una entrevista muy inspiradora hacen que esté llena de energía, hasta los topes.

Resulta que por fin he acabado un proyecto que tenía entre manos, lo típico que parece que no vas a terminar nunca pero hoy por fin ha sido el día. Se trata de un nuevo lead magnet que he creado, ya te contaré porqué, y del cuál no te voy a contar nada en este post ya que no viene mucho al caso, si quieres saber un poco más te dejo más información aquí.

Llevaba creándolo cerca de un mes y algo mas, poco a poco y ya la semana pasada me dije “Ana, acaba con esto de una vez por dios” y me he puesto a tope hasta hoy, así que ya por fin puedo estar un poco más tranquila (Si me sigues en Instagram sabrás que no he estado muy activa éstos últimos días).

No tengas miedo a cambiar

Por la tarde he entrevistado para mi canal de youtube a Violeta Lujan, una chica encantadora, que me cae fenomenal y a la que tenía muchas ganas de entrevistar. Ella es experta en marca personal y a mi, como emprendedora, es una tema que me interesa muchísimo. Mi marca personal es algo que quiero aprender a exprimir al máximo ¿Tu no?

El caso es que en un momento de la entrevista, la cuál podrás ver muy pronto, Violeta y yo hemos hablado sobre el miedo al cambio y lo hemos enlazado con pivotar.

Violeta me contaba que tenemos que ser muy honestos con nosotros mismos, que si hemos seguido un camino y de pronto hemos visto que no nos gusta o no nos llena, no tengamos miedo al cambio. Somos humanos, podemos cambiar y eso no es malo.

A ti, emprendedor, te digo que no tengas miedo a cambiar.

En ese momento se me ha venido a la mente el pivotar y aquí te cuento mi experiencia:

Yo empecé con la idea de ser community manager en marzo cuando me lancé en todo esto. En mayo ya me daría cuenta que ser community manager no iba en vía de mis metas y que realmente yo no quería hacer el trabajo de un community manager.

Tuve un momento de “crisis” en el que parecía que no había marcha atrás pero ¿Sabes qué? Si hay marcha atrás, era tan fácil como dejar esa idea de lado y pivotar, encontrar aquello que a mi me gustaba de verdad y con lo que me sintiera cómoda y realizada.

“Si he emprendido es para algo, y es para hacer lo que yo quiero”

Como te dije, estaba en ese momento en el que parecía que me había metido en un viaje sin billete de vuelta y que si había dicho community manager tenía que ser community manager. No sé cómo ni de donde saqué el temperamento pero un día, ya harta, me dije a mi misma “Si he emprendido es para algo, y es para hacer lo que yo quiero. Lo que me dé la gana y me guste, básicamente” y ahora te pregunto ¿Tu para qué has emprendido? ¿Para acabar trabajando de algo que has descubierto que no te encanta precisamente? Ya que nos hemos lanzado en esta carrera de fondo mejor que hagas algo que te guste.

De esa manera perdí el miedo al cambio y en Mayo pivote a la idea de servicios de asesoramiento y consultoría, puedo decir que eso si que me encanta.

Pero no queda ahí, estaba tan feliz de haber echo lo que tenía que hacer, lo que me decía el corazón (aunque suene sentimental) y de saber que había tomado la mejor decisión para mi que desde entonces puedo decir que apenas tengo miedo al cambio y a lo que pueda venir el día de mañana.

Por eso te digo que si habías empezado con una idea en tu emprendimiento pero has descubierto una pequeña área que te encanta o quieres prestar otro tipo de servicios como fue mi caso o vender otros productos… ¡Házlo! ¡Especialízate si es lo que quieres! ¡Cambia!

Si no lo haces estarás día tras día con el run run en tu cabeza pensando que en ese momento podrías estar haciendo algo que sabes que te encanta, te lo vuelvo a decir, has emprendido para algo así que eres dueño totalmente de tu destino y del camino que quieras seguir.

Cuéntame ¿Has vencido ese miedo al cambio? ¿Has pivotado o estas pensando en pivotar?

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *