El camino emprendedor

#20 Mejor hecho que perfecto

¿Cómo estas? Yo acabo de terminar mi cierre mensual, suelo hacerlo los domingos pero hoy me ha dado por ahí no se porqué. Mañana tendré la excusa perfecta para sentarme en el sofá y no moverme en toda la tarde 😂

No se si te habrán dicho alguna vez eso de “mejor hecho que perfecto”, basicamente viene a decir que no esperes a tener algo perfecto para enseñarlo, porque sino no lo vas a sacar nunca.

¿Y a que viene esta frase hoy? Sinceramente era algo de lo que tenía ganas de hablar en este blog, reconozco que no ha sido 100% espontáneo, aunque realmente me he decidido escuchando un podcast de charuca esta mañana.

El podcast que he escuchado era el tercero o el cuarto, no recuerdo. El caso es que no tenía ni música de entrada ni intro ni nada, Charo , la creadora de Charuca, lo explicaba y decía que oye que ella tenía muchas ganas de empezar ya con el podcast y que ella es así, de lanzarse y no esperar a que algo este perfecto. Esa creo que es una cualidad muy buena de un emprendedor.

Ser perfeccionista es una desventaja

¿Cuando has ido a una entrevista de trabajo y te han preguntado lo típico de “Cuéntame mas sobre ti” o el famosísimo “3 cualidades positivas de tu personalidad” has contestado en algún momento que te consideras una persona perfeccionista?

Yo sí, de hecho lo tenía puesto hasta en el currículum, como si eso fuera una cualidad positiva. Que ilusa.

El caso es que yo iba por la vida diciendo que era perfeccionista haber si así me daban trabajo cuando, entre tu y yo, no soy realmente una persona perfeccionista 🙄 Me gusta hacer las cosas bien pero yo soy muy de tirarme al vacío, como prueba de ello esta mi emprendimiento por el cual dejé mi trabajo estable y a jornada completa.

Pero bueno, yo lo decía porque oye, así quedaba bien.

El caso es que hace unas semanas vi en un video de Laura Ribas que ella decía que las personas perfeccionistas presumen de serlo como si eso fuera algo bueno, y es que ser perfeccionista es una desventaja, ¿Por qué? Muy fácil, una persona perfeccionista busca la perfección, pero para ellos la perfección es utópica y no se dan cuenta, nunca van a estar 100% satisfechos, siempre pensarán que puede estar aún mas perfecto.

¿Qué puede provocar esto? Por ejemplo, si estas preparando un lead magnet, un curso o cualquier lanzamiento vas a tardar mucho más de lo habitual porque vas a querer que este perfecto y, querido (joven) emprendedor, te voy a dar un consejo que no es que yo sea la más sabia, sino que lo he escuchado y leído a varios grandes emprendedores de la actualidad:

Mejor hecho que perfecto.

No esperes a que esté perfecto porque corres el riesgo de no lanzarlo nunca, de estresarte, de cansarte y dejar ese proyecto de lado… Lánzate y una vez lo hagas ve retocándolo.

Lancé una web que era literalmente un “churro”

Te cuento la experiencia que tuve con mi web anacanela.com, y es que yo la web la lancé en Abril pero… Madre mía que desastre de web… Nada que ver con la versión actual con la cual he quedado bastante contenta.

Tenía ganas de lanzar mi web, de empezar mi blog, de tener mi casa digital en el infinito espacio de Internet pero si esperaba a tenerla perfecta… No podía, las ganas eran mayores. Así que sí, lancé una web que era literalmente un “churro” pero ¿Sabes qué? fue lanzarla y empezar a hacer cambios porque claro, me daba cuenta de los fallos que iba teniendo y que no eran tan “bonita” como otras. El lanzarlo “hecho” y no “perfecto” me obligó a aprender más rápido y modificar el diseño porque claro ya estaba a la vista de todos, ya no podía estar de cualquier manera.

Y ¡oye! no digo que ser tan lanzada como yo sea un privilegio, todo tiene sus pros y sus contras. En muchas ocasiones por ser tan lanzada me he caído en una piscina vacía, sin ni siquiera haber probado si había agua o no. Culpa mía, aunque he de decir que poco a poco estoy mejorando eso de darle al menos una vuelta mas a las cosas.

Conclusión: Si estas creando tu web y no ves el momento de lanzarla, si estas liada con un infoproducto y quieres que sea “lo más”, incluso si no sabes si emprender con ese proyecto que ocupa todos tus sueños deja ya de darle vueltas y lánzalo, no te preocupes por los errores y las mejoras, podrás ir corrigiéndolas durante el camino.

Hay que encontrar el equilibrio entre hacer algo bien y hacer algo perfecto, porque te una cosa clara y es que siempre se pueden mejorar las cosas, siempre. A la perfección como tal no vamos a llegar nunca, tu simplemente quédate cerca de ella.

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *