El camino emprendedor,  El foco

#5 “Esto a la larga se hace insostenible”

Creo que este post va a ser mas breve ya que hoy voy con un poco de prisa, pero bueno voy a ponerme a escribir y a ver hasta donde llego.

Tu semana no creo que haya sido menos productiva que la mía. Te parecerá que estoy todo el día quejándome, pero no, simplemente digo que esta semana ha sido especialmente poco productiva para mi, aunque quedan Sábado y domingo… pero la verdad que he aprendido a no pasarme el finde trabajando (a no ser que tenga algo urgente e importante, excepciones).

El caso es que antes me sofocaba mucho cuando un día no era 100% productiva. Si no conseguía hacer absolutamente todas las tareas que me marcaba, ya me iba a la cama de mal humor, y es que hay días en los que vas como una moto y aprovechas para hacer de todo, pero hay otros días que no hay manera…

A mi esta semana no sé exactamente que me ha pasado, quizás tenía que ver con que estaba en esos días del mes o quizás ha sido por el tiempo, porque yo voy con el tiempo. Si llueve estoy triste y decaída, si hace sol estoy a tope y no hay quien me pare.

El caso es que que no hay que martirizarse, otra cosa es que lleves como 10 días seguidos en los que tu productividad es nula, ahí si que puede haber un problema y sería recomendable que lo investigaras: quizás te falta motivación, animicamente no estás bien o alomejor has estado tanto tiempo sin parar que tu cuerpo ha dicho ¡Hasta aquí!

Una cosa que estoy aprendiendo desde hace poco, para ser exactos aproximadamente un mes, es a escuchar a mi cuerpo.

Mira, mi rutina diaria hasta hace no mucho fué la siguiente desde abril hasta principios de septiembre:

6:00-8:30 -> Me levanto y hago tareas pesadas y de enfoque.

8:30-10:00 -> Me arreglo, ordeno mi casa y paseo a mi perro.

10:00-13:00-> Trabajo.

13:00-16:00-> Preparar comida, almorzar y descanso.

16:00-21:00-> trabajo.

Puede ser que estes pensando “Anda! Como yo!” o “¡Qué locura!”

No se si has emprendido ya o estas a punto, pero en cualquier caso estás o estarás de acuerdo conmigo en que cuando emprendes puedes tirarte horas y horas trabajando en tu proyecto… No te cansas. Te gusta tanto lo que haces que las horas se pasan volando, te acuestas un poco a regañadientes y deseando de levantarte el día siguiente para seguir. Esto es algo bonito, de hecho una de las mejores cosas que tiene emprender, pero también hay que tener cuidado.

O te pones límites o tu cuerpo lo hará por ti

Yo hasta hace poco tenía ese ritmo de trabajo, incluso los fines de semana (a excepción de la mañana del sábado que la dedicaba a limpiar).

Y yo pensaba que mientras durmiera mis 8 horas por la noche todo iba a ir bien, pero no. Cuerpo y mente necesitan despejarse.

Yo pensaba que lo estaba haciendo genial, que dedicar todo ese tiempo a mi proyecto era de ser muy profesional por mi parte y bueno… eso ni te quita ni te dá profesionalidad, lo que si puede provocarte es una situación de cierto estrés aunque a priori no lo notes. A mi me pasó hace aproximadamente un mes como te dije antes.

Había escuchado hablar varias veces a mi amiga mimialmita de la importancia de escuchar a tu cuerpo, y lo típico… yo pensaba que lo escuchaba porque dormía mis horas, desayunaba bien y comía fruta (que ignorante soy a veces).

El caso es que a mediados de septiemrbe ya llevaba varios días que me notaba mal, de esto que ves que no sales de un círculo. Desde que me lavantaba hasta que me acostaba tenía el ordenador pegado a la cara y empecé a pensar que quizás ese era el problema. Por cierto, porque sientas un poco de agobio al llevar varios días así no quiere decir que no te guste tu proyecto ni nada, simplemente tu mente necesita descansar.

Recuerdo que el día clave fue cuando me metí en la págia de Laura Ribas (otra top del emprendimiento a la que recomiendo que sigas, es autora del libro “quien soy yo para hacer esto“) e hice un test de diagnóstico para saber en que punto estaba mi proyecto y donde tenía que enfocarme ahora. Lo hago y a los pocos minutos me llega una respuesta al email. Si desconociera el email-marketing habría dicho que era un email personal, porque te juro que cuando lo leí parecía que Laura Ribas me había investigado de verdad y me hablaba personalmente y directamente a mí (La magía de conocer a la perfección al público objetivo).

Me quedé con una frase de ese email que decía: “Estas en fase de crecimiento, estas a tope y eres como un cohete que cada vez va a mas velocidad y al cuál no para de echar mas y mas gasolina. Esto a la larga se hace insostenible y acabarás perdiendo el foco”.

Una sonrisa se iba dibujando en mi cara hasta que leí lo de “Esto a la larga se hace insosteible”, entonces me di cuenta. Como tenía y tengo todo el tiempo del mundo no hacía otra cosa que trabajar en mi proyecto. Trabajar y trabajar, con mucho gusto pero sin parar.

A eso se refería Laura ribas con lo de que esta situación se haría insostenible y es que ¿Cuánto tiempo más podría aguantar así? Queremos emprender pero también queremos tener vida y tiempo de ocio, de hecho es fundamental para nuestra productividad y creatividad. Otra cosa es que cuando me paré a pensarlo me di cuenta de que también era verdad que estaba perdiendo el foco, estaba haciendo tareas que en ese momento no eran importantes pero trabajaba tanto y pensaba tan poco que no había caido en ello.

La verdad que ese test fué un punto de inflexión en mi negocio y que debo decir que llegó en un buen momento, cuando más lo necesitaba. Soy de las que piensas que no esisten casualidades y que todo pasa por algo.

Por lo que con este post quiero sacar dos conclusiones de experiencias que he vivido y cómo las he resuelto, por si a ti te pueden servir:

  • No puedes estar todo el día trabajando en tu proyecto, vas a terminar agotada/o y perdiendo el camino hacia tu meta. Márcate unos límites y unos horarios, esto es clave para no estrellarte con ese cohete. Es cierto que cuando empezamos necesitamos dedicarle muchas horas al principio, de hecho es necesario pero, por favor, haz que eso no se convierta en una costumbre, saca tiempo para tu bienestar. En mi caso, si no llega a ser por ese test de diagnóstico, quizás ya me habría estrellado.
  • Escucha a tu cuerpo, si un día no puede ser, no puede ser. No pasa nada, no te sientas mal. Lo mejor es descansar y a la mañana siguiente estar a tope. Todos tenemos días malos por lo que no te preocupes si a ti también te pasa, porque es algo normal.

 

Por último, pásate por la web de Laura ribas y haz ese test porque te aseguro que merece muchísimo la pena, aunque aún no hayas facturado.

Al final me he alargado mas de lo esperado, muy típico en mi.

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

4 Comentarios

  • Gabriela Figueroa

    Fuu! totalmente, eso me pasó en los dos años anteriores. Estaba tan enfocada en el trabajo (no bien enfocada pues, pero enfocada) que me la pasaba trabajando (sin ver resultados, por cierto)

    El año pasado, finales de diciembre, tuve una crisis emocional. Pero bárbara, me sentía muy sola, desgastada, frustrada. Recuerdo que mi novio me quiso sacar de la rutina e ir a una fiesta, al llegar, no conocía a nadie (mis amigos de la universidad me dejaron plantada en un par de ocasiones y sus comentarios estaban muy orientados a que debía abandonar el rollo de emprender en digital, así que ni con ellos contaba) y me solté a llorar.

    Fue una noche de drama. Me di cuenta que tenía que hacer algo, que estaba entregando todo sin obtener nada y que encima me estaba pegando en la salud.

    Fue como si saliera de una relación tóxica jaja regresé a hacer cosas por y para mí, a reducir el número de horas y a no presionarme con el éxito inmediato (esto es lo que más me cuesta aún, luego de 3 años y sin conseguir clientes, me siento estúpida de seguir intentando) me sentí mejor, llevo ya un año otra vez tranquila, pero de pronto me sale la espinita de “Y este mes cómo diablos voy a pagar el internet?”

    • Emprender Joven by: Ana Canela

      Hola Gabriela! Es una situación muy dura la verdad y hay que saber ponerse límites para no acabar explotando. En cuanto a lo de que no consigues clientes ¿Has pensado en hacer algún training empresarial? La chica que te comento en el post, Laura Ribas, puede ayudarte mucho en eso. Es experta en el tema y puede decir cómo conseguir mas clientes.

      Muchas gracias por tu comentario y por abrirte,
      un beso!!!

  • Alex Castro

    Justo hoy estaba trabajando en mi cuarto sobre el proyecto y estaba a full la verdad, pero miré la hora y decidir parar y dedicarme el resto del día a mí después de estar todo el día en el trabajo. Esto no es una carrera de corta distancia, es una maratón hasta que el corazón pare, y con muy importante que sea el proyecto como no tenga un hueco a pensar en mí sé que muy bien no voy acabar.

    Se puede pensar (puf! Este está empezando y ya se toma descansos!) pero lo dicho, no quiero correr a tope 1km y luego reventar, prefiero tener un ritmo controlado que me permita dar lo mejor posible de mi cada km que recorra en mi vida.

    Un fuerte abrazo 🤗

    • Emprender Joven by: Ana Canela

      Haces muy bien, de hecho eso es lo que recomiendan pero lo que suele pasar es que hasta que no ves que vas a reventar no paras o te acabas estrellando, así que creo que tu lo estas haciendo muy bien en ese sentido.

      Sabemos que al principio tenemos que echarle muchas horas, pero no consiste en no tener vida.

      Y te digo que yo estaba a tope y si no hago ese test de Laura Ribas pierdo el foco casi seguro, porque ya lo estaba perdiendo de hecho.

      Sigue así!! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *