El camino emprendedor

#24 El miedo a quedar en un segundo plazo

¿Cómo ha ido tu miércoles?

El mío ha sido muy intenso pero muy satisfactorio, por fín he inaugurado mi canal de youtube que tantas ganas tenía de abrir. Aunque parezca una tontería me ha hecho muchísima ilusión y es que youtube me pierde… Además ¿Sabes esa sensación cuando tienes un buen presentimiento? eso es lo que me pasa a mi con youtube, creo que me va a aportar muchas cosas buenas esta experiencia especialmente.

Bueno, ya vamos a lo que vamos.

¿Alguna vez has tenido miedo a quedar en un segundo plano?

Piensa, mira a los lados, titubea… No, yo nunca.

La respuesta anterior es la respuesta desde el engaño a uno mismo. Esa respuesta no es mía, pero si lo fue hace un tiempo.

Es más, te reto a que me des tu respuesta sincera en comentarios, ¡oye! puede ser que nunca hayas tenido miedo a eso, gente hay para todo, pero no es lo normal.

Ésta cuestión de la que te hablo hoy viene a que mi compañera de emprendimiento, Mimi (@mimialmita en Instagram), ha hablado sobre este tema en sus stories hoy mismo, aún estas a tiempo de verlas. Ella habla sobre el dilema de hacer las cosas desde el amor o desde el miedo, de compartir o no compartir por miedo a quedar en un segundo plano.

Te pongo en situación:

Descubres una cuenta en Instagram (por decir una red social) que te ha gustado mucho y crees que merece ser compartida porque a tí te ha transmitido valor. Te dispones a hacer un storie mencionando a dicha cuenta pero.. ¿Qué ocurre?

Te entra el miedo y piensas “¿Y si le estoy dando demasiada visibilidad y quedo en un segundo plano?”, “¿Y si le estoy dando mas importancia de la que tiene?

Esto es algo normal y nos ha pasado a todos, o por lo menos al 99%.

Creo que no tenemos que tener miedo a compartir algo que nos guste y que tenga que ver con otro emprendedor o negocio. Alegrarnos por los éxitos y los lanzamientos de los demás no es malo.

Y tampoco es malo que hayas sentido eso sobre todo en tus inicios porque, como te digo, nos ha pasado a todos y soy la primera que levanta la mano. Lo malo sería que después de un tiempo siguieras sintiendo lo mismo y es que no podemos volvernos unos egocéntricos porque eso te va limitando poco a poco.

No compartir nada ni ser agradecido con los demás hará que no salgas de tu propia burbuja y eso al final lo acaban notando los demás.

No tengas miedo a compartir ni a quedar en un segundo plano porque compartir es unas de las cosas que más te hará crecer en tu emprendimiento.

 

Este post es muy cortito ya que a última hora del día me ha surgido un imprevisto y no he podido tener más tiempo, mañana lo mejoraré ¡Lo prometo!

Un beso a todos!

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *