Productividad

#10 Procrastinar. No dejes para mañana lo que DEBES hacer hoy.

Hola!! ¿Cómo estas?

Antes de nada decirte que te agradezco que estes otro día mas leyendo este blog y acompañándome.

¿De qué vamos a hablar hoy? En el título puedes verlo: Procrastinar, sinónimo de “Luego ya si eso lo hago…”, “Mañana me pongo“, “¡Ya voy! pero antes voy a cotillear 5 minutos el Instagram” e infinidad de excusas para no hacer actividades que son importantes.

Y ¿Por qué vamos a hablar de esto? Bueno ya sabes que normalmente trato un tema relacionado con alguna situación concreta que haya tenido durante el día y me dé que pensar y hoy ha sido un día en el que me he dado cuenta de lo mucho que tengo que mejorar en esto de procrastinar, porque sí, tengo mucho que mejorar. Lo mejor de todo es que compartiré contigo como hago para mejorar en este aspecto porque hoy ya he cogido el toro con los cuernos y he acabado el día muy contenta ya que no solo he hecho lo planeado para hoy, sino alguna que otra tarea más.

Bueno a pesar de lo perfecto que parece que me ha ido el día, he de reconocerte que me he levantado mas tarde de lo habitual (no sé que me pasa últimamente) pero bueno, aún así he podido cumplir bien con todo.

El caso es que por la mañana todo ha ido bien, me ha cundido y he realizado todo lo planeado. Lo malo es por la tarde…

 

¿Soy la única o a ti también te pasa?

¿No te pasa que te sientas en el sofá, te pones una serie y no hay quien te mueva? Y claro, si a eso le sumas que esta llegando el frío y que si te echas la mantita, que si no te la quieres quitar porque tienes frío y estas a gusto, que si una cosa o la otra… Al final te acabas poniendo a trabajar mas tarde de lo habitual. Bueno pues no sé si seré la única (Porfa, manifiéstate en forma de comentario si a ti también te pasa) pero es lo que me lleva pasando estas dos últimas semanas. Si digo que me tengo que poner a trabajar a las 16:00, me acabo poniendo a las 17:00 y ahí ya vamos mal…

No sé que objetivo tienes tu, pero el mío no es estar trabajando hasta las “tantas” de la noche por haber procrastinado, quiero hacer super productivas las horas que dispongo para trabajar y así tener todos los días tiempo para mí y mi ocio.

Bueno, sigo que me lio… Que todos los días acabo poniéndome mas tarde por lo que todo se acaba retrasando y si quiero cerrar el portatil a las 18:00, lo acabo cerrando a las 20:00. Repite conmigo: “No quiero estar todo el día trabajando, ser autónomo no es sinónimo de trabajar 24 horas aunque me lo hayan vendido así”. ¡Ojo! hay que trabajar mucho, pero una cosa es trabajar duro y otra no tener vida.

Hoy finalmente me he conseguido poner a las 16:30, como dice la gente: “ni pa ti, ni pa mi“. Al menos he logrado sentarme antes que otros días. A continuación la situación que se produce es la siguiente:

– Abro el portátil tranquilamente.

– Veo mi agenda con las tareas que tengo que hacer, tranquilamente otra vez.

– Miro Instagram.

– Cojo folios y abro el estuche…. y vuelvo a mirar instagram.

En fin, que desde que me siento hasta que realmente me pongo a trabajar puede pasar una cantidad de tiempo bastante considerable, muy considerable.

Justo en ese momento parecía que me estaba viendo con mi yo interior que me decía Ana, dejar de hacerte la tonta y ponte ya, yo escuchaba pero igualmente me hacía la loca, como si nada. ¿Que ocurría? Tenia dos tareas que hacer que no eran largas pero si muy intensas, de esas que tienes que pensar mucho y desgastan. ¿Cuál es el problema con este tipo de tareas? Que aunque en el fondo nos gusten, simplemente el hecho de saber que son muy pesadas hace que empecemos a posponer una y otra vez dicha tarea. Que empecemos a hacernos los tontos para no hacerla basicamente.

Me parece una situación un poco vergonzosa, me he visto como si estuviera en el colegio y me hiciera la loca para no hacer los deberes o algún trabajo. Pero no, estamos hablando de nuestro negocio y a ver, esas tareas las vamos a acabar haciendo si o si pero muy tarde, y lo peor es que si esas tareas se retrasan también estamos retrasando tareas posteriores y así… hasta el infinito y mas allá.

 

Hazlo y no pienses, porque como pienses no lo haces.

Bueno, sigo con lo que contaba de mi tarde de hoy. En el momento en el que me doy cuenta de que tengo que dejar de hacerme la tonta y parar de procrastinar la situación es esta:

Miro la hoja de tareas.

La hoja de tareas me mira a mi.

Siento miedo, por el desgaste mental que creo que me provocará esa tarea.

Pienso “Mira Ana, esto es como tirarte de un paracaídas, o te tiras o no, pero como lo pienses no te tiras así que… ¡Hazlo ya!”

Y sin pensarlo más me he puesto a hacer la tarea y ¿Sabes que? Que he acabado bastante antes de lo que pensaba, incluso me ha dado tiempo de adelantar una tarea de mañana. Además no me ha supuesto tanto desgaste mental como imaginaba.

Conclusión: Si quieres dejar de procrastinar apaga el wifi y los datos de tu móvil (así puedes ponerlo en sonido por si te llaman porque tranqui, que si pasa algo muy importante y ven que no das señales por whatsapp te llamarán), no pienses y hazlo. Empieza, porque empezar esa intensa tarea es lo más complicado, una vez te pones ya va rodado.

Otra aclaración que quiero hacer es que no pienses que por procrastinar significa que no te gusta la tarea y demás… Podemos procrastinar por muchos motivos, en mi caso de hoy ha sido porque la tarea era mentalmente muy intensa pero no porque no me gustara. En otro caso puede suceder que como no te gusta pues igualmente procrastinas, ahí mi consejo es el mismo: No lo pienses y hazlo, que cuanto antes lo hagas antes acabas.

Quizás es una tontería esto que te he dicho y ya lo hacías así, yo pienso ponerlo en práctica todos los días y en ese momento intentar no pensar, porque pensar es lo que hace que me retrase.

Ya sabes lo que dicen, “no dejes para mañana lo que DEBES (no “puedas”) hacer hoy”

¿Y tu como llevas lo de procrastinar?

 

Te veo mañana, no sé si a la misma hora pero sí en el mismo lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *